martes, 25 de abril de 2017

Las perversiones sexuales de la Biblia

No faltan relatos sexuales en el sntiguo testamento
Los 39 libros fundacionales del cristianismo y del judaísmo que integran el Antiguo Testamento incluyen en sus páginas una extensa gama de escenas subiditas de tono: incestos, violaciones, pedofilia, exhibicionismo, coprofagia y bestialismo. También ofrecen una amplia gama de torturas, venganzas, mutilaciones, infanticidios y crímenes en masa, pero aquí nos vamos a centrar sólo en los asuntos de la carne.

Incesto: Lot se lo monta con sus dos hijas
Con la excusa de que su mujer quedó convertida en estatua de sal, Lot se lo montó no con una sino con sus dos hijas. Según el Libro del Génesis fueron Midrash y Aggadah quienes emborracharon al piadoso Lot para vencer su natural resistencia al tabú y lo hicieron creyendo que el trío eran los tres únicos supervivientes sobre la Tierra. Lot preñó a ambas hijas en aquella cueva (algo más haría, pues era natural de Sodoma) y de sus vientres nacieron Moab y Ben-ammí, que serían, respectivamente, padres de las estirpes moabitas y ammonitas.

Génesis 19:34 , 35

El día siguiente dijo la mayor á la menor: He aquí yo dormí la noche pasada con mi padre; démosle á beber vino también esta noche, y entra y duerme con él, para que conservemos de nuestro padre generación.

Y dieron á beber vino á su padre también aquella noche: y levantóse la menor, y durmió con él; pero no echó de ver cuándo se acostó ella, ni cuándo se levantó.

Exhibicionismo: David danza en pelotas frente al Arca de la Alianza

Judea ha sido, de toda la vida de Dios, tierra caliente. No obstante, sus habitantes nunca se han dado al nudismo (Canaá no es Ibiza), de modo que exhibir más piel de la estrictamente imprescindible es considerado fuera de lugar. A no ser que seas rey, claro, y quieras impresionar a tu Dios, Jehová, en este caso. David baila con un efod de lino (y nada debajo) para celebrar la recuperación del Arca de la Alianza.

Samuel II 6:14

Y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová; y estaba David vestido con efod de lino.

Pedofilia por orden de Moisés

Sería exagerado señalar la pedofilia como principio rector de la Iglesia. Por tanto, no cabe incluir el estupro de menores como undécimo mandamiento, pero sí recomendar la práctica, en boca nada menos que de Moisés, un primer espada de la Biblia. Recibiendo órdenes directas de Jehová, Moisés emprende una brutal guerra contra los madianitas. Una vez aniquilados los adultos, he aquí las órdenes de Moisés a sus capitanes:

Números 31:17,18

Matad pues ahora todos los varones entre los niños: matad también toda mujer que haya conocido varón carnalmente.

Y todas las niñas entre las mujeres, que no hayan conocido ayuntamiento de varón, os reservaréis vivas.

Exhibicionismo (Redux): Absalón se lo monta con las concubinas de su padre

De tal palo, tal astilla. Si a David le daba por bailar en porretas para deleite de Jehová, su hijo tuvo la ocurrencia de practicar sexo delante de todo Israel con las ¡diez! concubinas de su padre en venganza por un quítame ahí esas pajas.

Salmuel II 16:21-22

Y Ahitofel dijo a Absalón: Llégate a las concubinas de tu padre, que él dejó para guardar la casa; y todo el pueblo de Israel oirá que te has hecho aborrecible a tu padre, y así se fortalecerán las manos de todos los que están contigo.

Entonces pusieron para Absalón una tienda sobre el terrado, y se llegó Absalón a las concubinas de su padre, ante los ojos de todo Israel.

Violación, circuncisión en masa y exterminio jivita

El Génesis, que viene a ser un Lib escrito en papiro, describe en un capítulo sin desperdicio la violación de Dina, la hija de Jacob, por Siquem. Los hijos de Jacob no pusieron reparos a la violación, pero pusieron como condición que todos los jivitas -el pueblo de Siquem- se cortaran el prepucio. Cuando estos aceptan, pasan a cuchillo a los convalecientes jivitas: “¿Acaso iban a tratar a nuestra hermana como a una prostituta?”, se justifican los vengativos hermanos.

Génesis 34:2

Y vióla Sichem, hijo de Hamor Heveo, príncipe de aquella tierra, y tomóla, y echóse con ella, y la deshonró.

Coprofagia: Dios ordena a Ezequiel comerse su propia mierda

Ya lo contamos en su día a propósito de Baal el Peor, el Dios escatológico, pero insistiremos, ante el riesgo de que este sabroso episodio pase desapercibido: Jehová le ordenó al profeta Ezequiel que se hiciera un bocata de hez y se lo comiera delante de todo el pueblo, añadiendo exhibicionismo a la coprofagia.

Ezequiel 4:12 , 13

Y comerás pan de cebada cocido debajo de la ceniza; y lo cocerás á vista de ellos con los estiércoles que salen del hombre.

Y dijo Jehová: Así comerán los hijos de Israel su pan inmundo, entre las gentes á donde los lanzaré yo.

Violación incestuosa: Ammón viola a su propia hermana

Ammón, primogénito de David, se enamoró perdidamente de su hermana, Thamar, a la sazón virgen, un pequeño contratiempo porque “sería cosa dificultosa hacerle algo” (II Samuel 13:2). Asesorado por Jonadab, Ammón se hace el enfermo, pide a Thamar que le haga unas tortitas para curarse y cuando la cándida hermana accede, la mete en su yacija y la viola. A continuación, la aborrece.

Samuel II 13:14, 15

Mas él no la quiso oir; antes pudiendo más que ella la forzó, y echóse con ella.

Aborrecióla luego Amnón de tan grande aborrecimiento, que el odio con que la aborreció fué mayor que el amor con que la había amado. Y díjole Amnón: Levántate y vete.

Violación en grupo en Gibeah

Un levita anónimo tuvo la mala fortuna de pasar por la ciudad de Gibeah, donde vivía la tribu de Benjamín, de natural pendencieros. Allí él y su mujer se alojaron en casa de un anciano, pero un grupo de pandilleros fue a preguntar por la pareja. El viejuno ofreció su propia hija virgen a los alborotadores, pero estos prefirieron violar en grupo a la concubina del forastero:

Jueces 19:24-25

He aquí mi hija virgen, y la concubina de él; yo os las sacaré ahora; humilladas y haced con ellas como os parezca, y no hagáis a este hombre cosa tan infame.

Mas aquellos hombres no le quisieron oír; por lo que tomando aquel hombre a su concubina, la sacó; y entraron a ella, y abusaron de ella toda la noche hasta mañana, y la dejaron cuando apuntaba el alba.

Fuente: Strambotic

lunes, 24 de abril de 2017

El diablo preso de Coalla (Asturias)

Ochavo segoviano
Esta historia se remonta sólo al año 20 del pasado siglo.

Los diablos todos del infierno andaban por estos lugares metidos en el cuerpo de Josefa Tamargo, del barrio de Villar (hoy de Rañeces) muy conocida en Grado; y la infeliz, siempre agitada, rugía, chillaba, gesticulaba por los montes, encaramándose a los árboles, tejados y sitios en que fuera imposible llegar a ellos, no siendo por artes mágicas. Cundió el pavor entre los habitantes de la comarca que pudieron cerciorarse de la horrible verdad, aunque hubo incrédulos que lo tomaron a broma.

Habían sido inútiles los medios empleados para desendiablar a la Tamargo; pero al fin súpose, por boca de ella misma, que el día de San Pedro saldría de su cuerpo el espíritu del mal.


El 29 de junio de 1820 cientos de almas dirigiéronse a presenciar la expulsión diabólica, y llegado el momento, ¡crítico instante!, comienzan los exorcismos, y la joven a gritar, a rugir y a blasfemar, presa de convulsiones terribles, arrojando al cabo, tras violentísimo acceso de tos, el mismísimo demonio por la boca, en forma de... ochavo segoviano (caprichos del Averno), yendo a caer en una jofaina de agua bendita, dejando a los circunstantes confusos, atónitos, medrosos, sin saber qué pensar ni qué decir.

Y desde ese día, clavado está en la puerta de la humilde iglesia el ochavo vil o el diablo en tal guisa... ¡para ignominia y tortura del condenado Satán!

¡Justo y condigno castigo por su proceder nefando!

Fuente: Historia de Grado

domingo, 23 de abril de 2017

¿Pudo ser Sancho Gaona el Sancho Panza del Quijote?

El cervantista Sabino de Diego se ha dado ahora cuenta después de digitalizar el documento hace más de un año en los archivos parroquiales de Esquivias

Acta de bautismo de Sancho Gaona
El cervantista Sabino de Diego ha encontrado la que puede ser el acta de bautismo de Sancho Gaona, el hombre que inspiraría el personaje de Sancho Panza, el fiel escudero de Don Quijote de La Mancha. El documento procede de los archivos parroquiales de Esquivias, concretamente la anotación se encuentra en el libro de bautismos número 1, folio 41, y es la tercera inscripción del anverso.

En el apunte, con el nombre de Sancho al margen (los apellidos no aparecen), se puede leer: «En XX de Junio del dicho año (1569) El dicho Señor Pedro de Huete bautizó un hijo de los señores Hernando de Gaona y Luisa de Godoi su mujer que se llamó Sancho fueron sus compadres de pila el Reverendo Señor Juan de Palacios y la señora Ana de Rojas mujer del Señor Gaspar de Gaona. Testigos Juan Quixada E Juan Barroso Vecinos del dicho Lugar». Firmado: Pedro de Huete.

De Diego, un empresario jubilado que cumplirá 70 años en diciembre, está convencido de que el documento hace referencia al criado de Alonso Quixada por varios motivos: el año de nacimiento (1569) y que el «compadre de pila», el cura Juan de Palacios, era tío de Catalina de Salazar y Palacios, la mujer con la que se casó Miguel de Cervantes. En el documento, Juan de Palacios actúa como padrino de bautismo junto con Ana de Rojas, mujer de Gaspar de Gaona, hermano del padre del bautizado.

Sobre los testigos citados en el acta, De Diego apunta que Juan Quixada era hermano de Luisa de Godoy, madre del bautizado. En cuanto a Juan Barroso, estaba casado con Isabel, hermana de Luisa de Godoy. En definitiva, padrinos y testigos eran familiares e hidalgos de la sociedad esquiviana del siglo XVI.

Además, los padres de Sancho fueron padrinos de una hija de Benardino Ricote, el morisco amigo de Sancho Panza que aparece en El Quijote. «El apellido de Ricote no se ha encontrado en ningún sitio, ni siquiera en la localidad murciana de Ricote, a excepción de en Esquivias. Y a quien ha leído El Quijote se le abren los ojos como platos cuando descubre un documento así», explica el cervantista.

En realidad, Sabino de Diego se ha dado cuenta ahora, hace apenas 15 días, de lo que guardaba en casa desde hace más de un año. Durante el verano de 2013 estuvo digitalizando todos los documentos posibles de los archivos parroquiales de Esquivias, entre ellos el acta de bautismo de Sancho. El documento pasó desapercibido para De Diego hasta que hace dos semanas comenzó a buscar documentos para una conferencia. «Me detuve en él y vi que era el acta de bautismo de Sancho».

Guardó silencio más allá del ambiente familiar hasta el pasado viernes, cuando desveló su hallazgo durante un acto de homenaje póstumo a Francisco Guardia Navarro, la persona que inculcó la pasión por Cervantes en Esquivias y a quien la Sociedad Cervantina de este pueblo de 5.000 vecinos recuerda, a pesar de haber muerto hace casi tres décadas.

De Diego, que pretende escribir un libro tras encontrar ese acta de bautismo, asegura que dará todos los datos de su hallazgo durante una conferencia en Esquivias el 10 de diciembre, con la proyección incluida de todos los documentos.

Este estudioso del «Manco de Lepanto» afirma que hasta ahora no había ninguna documentación sobre Sancho Panza. «Siempre se ha hablado de Alonso Quixada, de los Palacios, pero Sancho Panza es un personaje del que nunca se ha hablado de su ascendencia», asegura.

«En Esquivias se hablaba del tío Zancas como Sancho Panza, pero yo siempre he querido tener documentos en mis manos. A mí no me vale lo que no sea refrendado con documentos», afirma De Diego, quien también ha localizado documentación sobre otro personaje del Quijote, «el Vizcaíno», que en realidad se llamaba Diego Ramírez.

Fuente: ABC